Escarlatina en niños ¿Podemos evitarla o superarla?

La escarlatina en niños y sus síntomas, tener muy en cuenta estos dos factores; así pues… los pequeños de la casa, nuestros hijos, esas personitas a las que tanto queremos, son muy propensas a contraer una enfermedad tan molesta como fácil de curar con los procedimientos acertados…Así pues, ¡¡correcto!!, hablamos de la afección o enfermedad de la fiebre escarlatina en niños o como la conocemos todos, bajo la denominación de escarlatina.

Streptococcus Pyogenes del grupo A: como se contagia la escarlatina en niños

Germen cuyo patógeno bacteriano se desarrolla en estados de hasta 10 células diversificadas en hasta tres toxinas diferentes que provocan la afección de la fiebre escarlata.

Además de la escarlatina síntomas en niños, el estreptococo pyogenes puede llegar a provocar enfermedades de índole como la otitis, la faringitis, la fiebre reumática, la glomerulonefritis o la mastitis entre otras de las que disertaremos más adelante.

A pesar de que el ser humano manifiesta anticuerpos que evitan en la medida de lo posible una nueva presentación de la escarlatina, la variedad de toxinas que configuran al patógeno en cuestión, hacen posible que se pueda reproducir hasta tres veces en una misma persona a lo largo de su existencia.

Así pues… ¿Qué es la escarlatina en niños o también conocida como fiebre escarlata?

La fiebre escarlata se especifica como una enfermedad de transferencia contagiosa, cuya raíz se presenta en la infección del patógeno bacteriano emitido por el virus denominado Estreptococo Pyogenes contenido en el grupo A de afecciones producidas por contagio (principalmente por vía respiratoria).

escarlatina en niños

Por norma general, la fiebre escarlata afecta a niños entre edades comprendidas entre los 2 y los 16 años, no obstante, los adultos, si no se protegen debidamente pueden verse afectados por el germen en cuestión.

Proceso de desarrollo de la fiebre escarlatina en la piel del cuerpo.

 

La fiebre escarlata tiene una media de entre dos y cuatro días en ser incubada por la persona afectada…

Así pues, en los dos primeros días de inoculación, se presentarán las señales pertinentes al aumento de la fiebre corporal, las náuseas, las vomitonas, las molestias en la garganta (posible amigdalitis), inflamación de los ganglios y de la lengua como comentamos más adelante.

Una vez llegados al meridiano de la semana, se irán presentando en todo su esplendor una serie de puntos o eczemas rojizos que cubrirán una buena parte de la superficie corporal (cara, cuello, orejas, pecho, espalda, codos, axilas…); Además, llegados a este punto, la lengua también empezará a modificarse en favor de una prominente inflamación con la mencionada sustancia blanquecina en la parte trasera de la misma (inapetencia y dolor perseverante).

Culminando con la semana y si el tratamiento antibiótico ha sido utilizado con aprovechamiento, los síntomas emergentes empezarán a reducirse en demasía, provocando la consecuente y mencionada descamación de la piel.

Por lo tanto; recuerda: Ten muy en cuenta los síntomas de la escarlatina en niños.

  1. Fiebre muy elevada; Incluso por encima de los 38.5 grados centígrados.
  2. Sarpullido de coloración rojiza en buena parte de la superficie dérmica. (Ver escarlatina fotos niños).
  3. Lengua de “frambuesa” roja, con ciertos abultamientos y con una superficie de tonalidad blanquecina.
  4. Dolor y desazón muscular y de cabeza.
  5. Evidente inflamación del músculo de la lengua.
  6. Náuseas, vómitos y contrastado dolor en el abdomen.
  7. Dolor e hinchazón de la garganta.
  8. Rojez en los pliegues de la ingle, los codos o las axilas.

¡¡La escarlatina!! Donde ha cogido mi hijo la fiebre escarlata

Guárdate en la mente los siguientes lugares; el colegio y la guardería, así pues, dependiendo de la edad de la criatura en cuestión, lo más posible es que tu hijo haya inoculado la fiebre escarlata en alguno de estos sitios; Y eso es debido al constante contacto de estornudos, babitas o tos que a ciertas edades es bastante complicado de frenar y que por lo tanto, si un niño sufre de escarlatina es muy posible que contagie a su compañeros de clase.

Debido a este factor, se recomienda insistentemente a los padres, profesores o cuidadores, que ante el más mínimo indicio que puedan observar de posible afección de escarlatina en un niño, actúen en consecuencia, poniéndose en contacto los unos con los otros para tomar las decisiones pertinentes.

  • ¿Qué decisiones se deben tomar en el ámbito escolar cuando padeces contagio de la escarlatina?   

En primer lugar y como dato relevante, tu hijo deberá dejar de asistir al colegio o guardería hasta que el tratamiento antibiótico pueda evitar un posible contagio de la cepa del virus; Así pues, es necesario que el pequeño este al menos de 24 a 48 horas sin estar cerca de sus compañeros de clase.

  • La evolución en el pequeño de la casa. ¿Pueden surgir complicaciones graves?

Evidentemente sí; Claro que pueden aparecer complicaciones, y más aún, si no se ha ejecutado un proceso de curación adaptado a los antibióticos prescritos por el médico. Asimismo, si no se ha llevado a cabo el correcto tratamiento comentado con anterioridad, pueden presentarse hasta cuatro enfermedades principales, las cuales, pueden tener consecuencias altamente negativas.

  1. La fiebre reumática: Está enfermedad nace como consecuencia de la inflamación de la zona de las meninges, la cual, puede perjudicar notoriamente al corazón, el sistema nervioso y a la dermis del individuo afectado.
  2. La neumonía: El aparato respiratorio se verá afectado ante la hinchazón y tumefacción de los bronquios y los pulmones, pudiendo verse agravados ante una tardía recuperación y análisis clínico.
  3. La Glomerulonefritis: Los riñones se inflaman y esto efecto, provoca la imposibilidad de filtrado de los deshechos como causa de un evidente fallo renal; El riego sanguíneo también se ve afectado ante esta afección.
  4. La meningitis: El cerebro y en general el sistema nervioso, se verán afectados ante la inflamación de las meninges, debido como no, a una mala curación del padecimiento de la escarlatina.
  • ¿Qué tiempo hay que esperar previo regreso del pequeño al colegio?

Una vez iniciado el proceso de tratamiento en base a los antibiótico recetados por el médico en cuestión, el pequeño tendrá la obligación de estar al menos una 48/72 horas antes de regresar a la guardería (el tratamiento se hace eficaz a partir del segundo día de ingesta)

  • ¿De qué forma tenemos que cuidar al pequeño que padece síntomas escarlatina infantil?

El pequeño de la casa ha tenido que dejar durante un par de días sus labores escolares, y seguramente este en casa recuperándose; Así pues, vuestra obligación como buenos padres es prestar la máxima atención y cuidado para que el pequeño se recupere lo antes posible.

escarlatina y niños

Asimismo, es de suma relevancia que tu pequeño (con vuestra ayuda) siga el tratamiento de antibióticos de manera adecuada, es decir, tiene que ingerirse a las horas estipuladas por el especialista que lo esté diagnosticando y tratando; Además, debes tener en cuenta que las gotitas que producen la infección pueden presentarse e infectarte en cualquier momento, así pues, evita un excesivo contacto con el pequeño paciente.

Procura tomarle la temperatura corporal cada poco tiempo, apreciando de esa manera, si la temperatura ha disminuido; Además, es de suma importancia que consigas que tu niño descanse las horas necesarias y que este correctamente hidratado, para con ello, facilitar el desarrollo evolutivo de la enfermedad.

Tú también tienes que tener sumo cuidado en lo que respecta al contagio de la fiebre escarlatina; Así pues, es de suma relevancia llevar a cabo una serie de pautas con las que disminuir un posible contagio permanente:

  1. Con pertinente regularidad, debes mantener un aseo de las manos perfectamente realizado.
  2. Es de suma importancia, cuidarse de mantener una distancia prudencial con el individuo afectado con la fiebre escarlata (uso de guantes, toallitas…)
  3. Queda totalmente prohibido utilizar juguetes o utensilios que previamente pudiera haber utilizado la persona afectada (es muy posible que se le metiera en la boca)
  4. Los adultos ya lo hacemos, pero, acostumbra al más pequeño de la casa a poner la mano en la boca antes de estornudar.
  • ¿La escarlatina síntomas niños puede provocar picores?; Y si lo hace, ¿de qué intensidad son los picores?

Todo depende de la sensibilidad dérmica de cada uno, no obstante, por norma general, la existencia del picor es completamente inexistente; No obstante, si notas un picor “inaguantable” o muy molesto, no dudes en pedir nuevamente cita con el médico en cuestión, el cual, te recetará una serie de cremas que disminuyan el picor, y además, valorará los motivos de dicho picor tan intenso.

  • ¿La fiebre escarlata se puede repetir más de una vez a lo largo de la vida del niño?

La enfermedad de la escarlatina puede repetirse hasta 3 veces durante la vida del niño y de las personas en general, debido como no, a que la bacteria del Streptococcus pyogenes es una bacteria dispuesta por tres toxinas diferentes que pueden provocar la enfermedad en cuestión.

  • La escarlatina durante el embarazo; ¿Qué hay que tener en cuenta?

Es muy común evidenciar la alarma durante el embarazo al contraer cualquier tipo de enfermedad, a pesar de ello, no hay certezas de que si la fiebre escarlata es padecida durante el primer trimestre del embarazo provoque daños en el feto, ya que, la temperatura elevada y el malestar general que produce, podría llegar a compararse con una gripe un poco más virulenta de lo habitual.

Así pues, a pesar de no presentar a priori un grave peligro para el bebé en desarrollo, es muy importante que ante la primera evidencia de poder estar padeciendo esta enfermedad en tiempo de gestación, se acuda de inmediato al médico para que se inicie el tratamiento antibiótico adecuado para la destrucción de la bacteria y de esa manera, eliminar hasta el más ínfimo riesgo de que se pueda reproducir.

  • ¿Cómo se puede diferenciar la escarlatina de las enfermedades de la rubeola, la viruela, el sarampión o la varicela?…y la escarlatina vacuna.

Puede llegar el momento en que tanto tu hijo como tú, podáis sufrir la infección de la fiebre escarlatina, así pues, tenemos que tener en cuenta todas aquellas enfermedades que en una primera toma de contacto, pueden ser muy parecidas entre sí; Por lo tanto, hagamos una clara diferenciación entre ellas.

  • De la escarlatina ya estamos hablando…pero, ¿qué pasa con las demás afecciones parecidas?

La varicela:

Este padecimiento de naturaleza infecciosa está estimulado por el virus señalado como “zóster” cuyas sintomatologías aparentes son bastante parecidas a los de la fiebre escarlata (fiebre más reducida que en la enfermedad de la escarlatina), no obstante, el sarpullido de color rojizo que se forma en el cuerpo, puede llegar a desarrollarse creando pústulas e incluso, alguna costra en la zona de tórax y la espalda. Además, su prevención se realiza a través de la vacuna del virus pertinente y su ciclo de incubación es cercano a los 14 días.

El sarampión:

Este tipo de afección de carácter exantemático está originada por una bacteria de origen paramixoviridae, y tiene como consecuencia, la manifestación de una serie de sombras o manchas de color rojo intenso por gran parte de la superficie corporal. De manera generalizada, afecta a jóvenes entre edades comprendidas de los 3/4 meses a los 6 años de edad.

Su tiempo de incubación puede rondar de manera aproximada los 10 días y su tratamiento paliativo reside en la ingesta de substancias antifebriles y antiinflamatorios recetados por el médico especialista, no obstante, también se puede curar con una vacuna para la afección pertinente.

La rubeola:

Esta infección dérmica es muy dañina en lo relativo a las mujeres en periodo de gestación (embarazadas); Así pues, las ronchas y manchas que se presentan ofrecen una coloración de tonalidad más rosácea que en las demás infecciones, y a diferencia de la fiebre escarlata, esta puede incluso generar conjuntivitis. Su periodo de desarrollo va desde los 12 a los 21 días y se puede paliar a partir de la vacunación del individuo afectado.

La viruela:

Sabemos que es una enfermedad erradicada, y también sabemos que en antaño podía provocar consecuencias muy dañinas para la existencia del individuo.

La viruela es una afección de carácter contagiosa que se comunica por el germen denominado variola, y su prevención, se basa en la vacunación del paciente. Las ronchas  que se presentan en el cuerpo muestran una coloración rojiza que puede evolucionar con la formación de una serie de bultos redirigidos a la formación y presentación de abscesos y postillas; Por norma general, la apariencia de estas postillas son bastantes más graves y destacables que en otras afecciones de la misma índole.

A primera vista, es difícil diferenciar cual es la infección dérmica que estamos sufriendo (ver fotos escarlatina en niños); Asimismo, dejando aparte del tratamiento a seguir, el ciclo de incubación y la forma, desarrollo y coloración del sarpullido, es el especialista en cuestión, el que a través de un concienzudo diagnóstico de respuesta a la dolencia que se está padeciendo.

escarlatina niños

Resumen:

Realicemos un resumen pertinente de todo lo que es escarlatina en niños y como puede desarrollarse en todas aquellos individuos que la padecen. Así pues, vayamos desde un principio sintomático hasta una definitiva recuperación del paciente en cuestión.

Así pues…

  1. La fiebre escarlata es una enfermedad perecedera de naturaleza infecciosa y de carácter contagiosa que está inducida por la bacteria apelada como Estreptococo pyogenes del grupo A, pudiendo aparecer incluso hasta tres veces en el individuo, debido a la triple toxina que lo condiciona.
  2. Si padeces de fiebre escarlatina, apreciarás como emergen síntomas escarlatina niños tales como una elevada fiebre, desazón de garganta (hinchazón de la lengua), estómago y cabeza, posibles vómitos, náuseas y sobre todo, empezarán a presentarse una sucesión de sarpullidos de coloración roja que se originarán en la cara y se sucederán posteriormente al resto de la superficie dérmica del cuerpo.
  3. Supongamos que notas alguno de los síntomas de la escarlatina en niños mencionados (sin tener que llegar a la erupción), si estás en lo cierto, ve de manera inmediata al especialista que valorará la afección que estáis padeciendo (es de suma importancia saber diferenciarlas de otras enfermedades como la varicela o el sarampión) y te prescribirá en el caso de sufrir la fiebre escarlatina, los medicamentos necesarios para paliarla y reducir sus síntomas emergentes en el cuerpo (no existe vacuna escarlatina).
  4. El pequeño de la casa deberá estar durante al menos 48 horas desde que se empieza el tratamiento antibiótico, si ir a la guardería, para con ello, evitar una más que posible continuación del contagio con sus compañeros de clase.
  5. Tu hijo tiene que descansar; Así pues, además de tener que dormir las horas necesarias, tendréis que llevar acabo un inequívoco control de la ingesta de los medicamentos recetados por el médico durante al menos 10 días; Asimismo, toma la temperatura corporal del pequeño, hidrátalo constantemente y lleva un control adecuado de la utilización de los utensilios, ropa o alimentos que haya utilizado el niño contagiado por la escarlatina.
  6. Si el desarrollo del tratamiento ha sido el adecuado en todos sus aspectos, la fiebre escarlata debería empezar a disminuir e incluso a desaparecer en su totalidad en un plazo no mayor de 2 semanas (existencia de la descamación); En caso contrario, pueden presentarse enfermedades del tipo fiebre reumática, neumonía, glomerulonefritis…Las cuales, deben ser tratadas por el médico especialista de manera inmediata, con el objetivo de reducir estas complicaciones que se pueden ver agravadas con el paso del tiempo.
Vuestras opiniones nos importan:

“El artículo es muy veraz; Me ha ayudado mucho a la hora de cuidar a mi hijo…muchas gracias.”

“Me gusta que valoréis que la asistencia al médico es de vital importancia, y no creáis que tenéis todas las respuestas…muchas gracias, me ha encantado el artículo, y eso que el tema no es de lo más agradable…”

“La verdad que en cuanto supimos que nuestro hijo tenía escarlatina fuimos al médico, y tal cual, la mayoría de las cosas, son totalmente las mismas que las que exponéis en este texto.”

“Se nota que estáis bien documentados”

“Estuve viendo síntomas de escarlatina en niños fotos…y la verdad es que coincide bastante.”

“Está bastante bien estructurado, como para informarse de manera básica de lo que representa esta enfermedad.”

“Por fin, un artículo que no exagera en palabra demasiado clínicas, lo he entendido todo perfectamente.”

“Adecuado para personas de a pie, de fácil entendimiento; Para mi gusto y el de mi mujer, muy correcto.”

“Si buscas imágenes escarlatina o de otras enfermedades, también apreciareis las diferencias.”

Finalizamos  padres, no os preocupéis en demasía, la fiebre escarlatina puede provocar afecciones problemáticas, eso ha quedado claro, no obstante, mientras sea tratada y diagnosticada por un especialista y una medicina avanzada y actualizada, este padecimiento no debería ser más que un problema perecedero.

Si os gusta la buena literatura de antaño, os habéis parado a pensar cuando la pobre Beth de la novela “Mujercitas” caía enferma de escarlatina…Que miedo…No obstante, estamos ante una novela en la que la curación de estas infecciones era un espinoso trabajo, casi imposible de sanar, que a día de hoy, se ha convertido en uno más de los muchos problemas que nos pueden afectar en nuestro día a día.

Seguro que apreciaréis a vuestro pequeño cansado y dolorido, con una tonalidad bastante rojiza, no obstante, la peligrosidad de la escarlatina está muy regulada; Así pues, pasareis unos días un poco agobiados en favor del pequeño de la casa, pero, en breves, tu niño volverá a ser lo que era.

Hacer todo lo posible para intentar paliar la enfermedad de la fiebre escarlata, para con ello, y con la ayuda del especialista en enfermedades contagiosas poder reducir las posibles y menospreciadas consecuencias que se pueden presentar ante un mal cuidado de este padecimiento dérmico.

Comparte en tus redes sociales.Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *