Escarlatina incubación – ¡Mucho más que información!

Bienvenido a esta sección web informativa sobre la escarlatina incubación; no te quedes atrás, ante una afección vigente y que puede afectar a tus seres queridos. ¡No te alarmes! Aquí estamos para darte unas pautas paliativas.

escarlatina incubación

¿Qué es la escarlatina incubación?

Mucha gente no está al tanto de un problema que está afectando a la salud de una buena parte de la población y es que están regresando enfermedades que hasta no hace mucho se consideraban erradicadas por lo menos de la totalidad de los países pertenecientes a Europa. Por si no lo sabes desde hace un tiempo se han registrado casos oficiales de contagios de enfermedades que se consideraban olvidadas, tales como la rubéola, la polio o la escarlatina, entre otras.

En este artículo no nos vamos a centrar en todas, sino tan solo en el caso de la escarlatina y más concretamente en la escarlatina incubación. La escarlatina era una enfermedad que en la antigüedad fue considerada como muy peligrosa, siendo la causante de muchas muertes prematuras, aunque hoy en día no reviste gravedad, siempre y cuando, claro está, se trate y se combata a tiempo. También es conocida con el nombre de fiebre escarlata.

Para concretar un poco más podemos empezar por hablar un poco de lo que es la escarlatina: La escarlatina es una enfermedad de origen infeccioso que afecta sobre todo a los niños de entre los 2 y los 12 años y que se caracteriza entre otras cosas por provocar fiebre alta, fuerte tos y lo más característico de todo, la aparición de manchas rojas en la piel.

Uno de los problemas que reviste esta enfermedad es que tiene unos síntomas muy similares a otras enfermedades, como el sarampión o la varicela, de ahí que sea muy importante que al primer indicio sintomatológico acudas al médico a que diagnostique y establezca el correspondiente tratamiento, que por otro lado lo normal es que sea a base de antibióticos.

  • La escarlatina es una enfermedad de origen bacteriano, infecciosa y causada por la bacteria del estreptococo del grupo A.

Fiebre escarlata incubación

Periodo de incubación de la escarlatina

La escarlatina incubación tiene un periodo de dos a cuatro días. La misma se transmite a través del contagio, normalmente con las partículas de saliva que echamos al hablar, o por el contacto del sudor, etc., Es una enfermedad que se puede considerar como leve pero siempre y cuando se trate correctamente y a tiempo, normalmente el tratamiento es a base de antibióticos, siempre y en todo caso recetados oportunamente por el médico especialista.

Es muy importante el no auto medicarse cuando se contrae una enfermedad pero mucho más en esta afección ya que es un problema que presenta unos síntomas muy similares a los que se producen en otras dolencias, por lo que puede emerger la equivocación.

Lo mejor para cualquier enfermedad que se trate es la prevención, ya lo dice el dicho que más vale prevenir que lamentar. Lo mejor para la prevención tanto para los adultos como para los niños (aunque en este caso la escarlatina incubación afecte más a los niños que a los adultos) es seguir una serie de hábitos rutinarios y saludables como el lavarse bien las manos siempre antes de comer y cada cierto tiempo, poner la mano antes de estornudar, toser o bostezar, no hablar muy cerca de la boca de otras personas (Sobre todo si sabemos que están enfermas).

Otra forma de prevenir la aparición de esta y otras enfermedades es encaminarse a una vida lo más saludable posible, en la cual lleves a cabo una serie de medidas como una dieta equilibrada, con abundancia de alimentos ricos en vitaminas, vegetales, fibra y pescado, no abusar en exceso de las carnes y eliminar al completo el tabaco y reducir a lo mínimo posible las bebidas con alcohol (solo para ocasiones especiales). Otra aspecto a eliminar de nuestra rutina serían los productos ultra procesados, refrescos con azúcar y las grasas trans. En resumen, se trata de llevar una alimentación lo más natural posible.

  • El deporte también juega un papel importante en lo que se refiere a la prevención de enfermedades, no se trata de prepararse para competir, sino realizar algo de ejercicio físico cada día.

Recomendaciones del periodo de incubación de la escarlatina

Cada enfermedad es diferente la una de la otra, por lo que la escarlatina tendrá un periodo de incubación también diferente al de otras afecciones. En este caso, por regla general la escarlatina incubación suele gestarse en un intervalo de entre 2 a 5 días, (en ocasiones puede no llegar a cuatro días).

Este periodo no quiere decir que la escarlatina dure esos días, sino que es lo que tarda en exteriorizarse, de hecho una vez que se desarrolla no llega a durar (con el correspondiente tratamiento) más de dos o tres días.

Durante el tiempo que la enfermedad de la escarlatina incubación se manifieste, tampoco hace falta emprender grandes misiones de recuperación; basta con tener paciencia, aguantar la situación siguiendo los consejos y el tratamiento establecido por los médicos, abrigarse bien, llevar reposo aunque no absoluto (tampoco es bueno llevar una vida demasiado sedentaria en cama) porque es bueno para el cuerpo moverse algo y comer comidas calientes para aliviar esa garganta irritada.

incubación de la escarlatina

Otras curiosidades del período de escarlatina incubación

La curiosidad más extraña que nos podemos encontrar en esta enfermedad de la escarlatina es precisamente el hecho de que haya regresado a nuestra vida cuando se consideraba extinguida.

Las razones por las que se considera que ha regresado son varias. La primera es que mucha gente ya no cree en las vacunas y prefiere correr el riesgo. Otra de las razones está relacionada con el factor de la globalización. Al ser una enfermedad vigente en determinados países y como quiera que el proceso de globalización hace que viajemos y que también nos visiten ciudadanos de esos países, puede implicar que el virus infeccioso también viaje con nosotros o nos visite.

No te preocupes si eres uno de los afectados por esta vieja enfermedad de la escarlatina, basta con acudir al médico y en un par de días o tres estarás como nuevo. En el caso de que sea tu hijo quien la contraiga, llévalo cuanto antes al médico de cabecera, pero tampoco te alarmes, ya que agobiarse en exceso no sirve de nada y solo complica la situación.

¡Que no te coja por sorpresa! Más información a continuación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.