Escarlatina síntomas más característicos

Bienvenido a la web de escarlatina síntomas, donde te detallaremos con todo lujo de detalles aquellos síntomas de la escarlatina en los que te has de fijar para poder reconocerlos; por este motivo estamos presentes ante una enfermedad en la cual, tanto pequeños como mayores tienen que dar el do de pecho para paliar o disminuir todos aquellos problemas emergentes en el día a día y evidentemente, asociados a la enfermedad que se va a tratar…La escarlatina.

¿Sabes reconocer la escarlatina síntomas y causas?

 

Enfermedad de naturaleza y transmisión contagiosa que sin excluir a los adultos, afecta de manera prioritaria a niños en el intervalo de los 2 a los 15 años de edad con una fase de incubación de entre 2 y 4 días.

Diagnóstico de la fiebre escarlata

Si lo que quieres es determinar la enfermad que estas sufriendo, es de vital importancia, que pidas una revisión en el médico, que constate la exposición de la escarlatina; Así pues, el médico en cuestión, realizará lo que se denomina como frotis bacteriano, para con ello, dictaminar la aparición de un posible cultivo de la cepa del estreptococo pyogenes del grupo A que origina dicha enfermedad; También se recomienda visualizar escarlatina imágenes en internet.

escarlatina síntomas

Así pues… ¿Qué tenemos que saber y tener en cuenta del Estreptococo Pyogenes?, la denominada bacteria escarlatina…

  1. El patógeno evoluciona en cadenas de entre 4 y 10 secciones celulares.
  2. La inoculación en el niño o adulto se realiza a los 2 o 3 días de estar expuesto al patógeno en cuestión.
  3. Su contagio se representa por vía respiratoria, o a través del contacto directo piel con piel del paciente (llagas, heridas, pústulas, varicela…).
  4. La transmisión del contagio se realiza de manera general a través de una especie de gotitas expulsadas en el momento de toser o estornudar.
  5. La fiebre escarlata, puede estimular la presentación de otras enfermedades como la pioderma, la faringitis, la Glomerulonefritis, la celulitis, la mastitis, la fascitis o la fiebre de carácter reumático entre otras afecciones.
  6. Su tratamiento se basa en la ingesta de antibióticos (penicilina) prescritos por el médico especialista que te tratará.

Una vez que se ha tratado el germen en cuestión, podemos discernir sin ningún tipo de duda, todas las preguntas que se tantean en nuestra cabeza sobre la fiebre escarlatina; Asimismo, te estarás cuestionando cuales son las sintomatologías, el desarrollo de afección, el diagnóstico evolutivo a seguir, los cuidados que se realizan ante este padecimiento y demás cuestiones, que pueden afectar a todos los integrantes de la familia (sobre todo a los más pequeños).

¿Cuáles son los escarlatina síntomas en niños?

Se debe tener en cuenta que la sintomatología relativa a la escarlatina, hace mención a la presentación de una especie o serie de sarpullidos dérmicos de coloración escarlata (rojiza) que se emprende en el rostro y van bajando a través del cuello y de la dermis del resto del cuerpo, pudiendo avivar una posterior y evidente descamación dérmica, aproximadamente una semana después de la presentación del sarpullido en cuestión.

El sarpullido en cuestión, es muy axiomático a la hora de presentarse, no obstante, se pueden apreciar otras sintomatologías más usuales en otras enfermedades de parecida índole como son; Una temperatura corporal bastante elevada (> 38ºC), un dolor constante y perseverante, una desazón abdominal que trae como resultado continuadas náuseas y vómitos, una tonalidad de color blanquecina en la lengua y un consecuente enrojecimiento, hinchazón y posible formación de una placa membranosa en las amígdalas.

Síntomas de la escarlatina hoy en día

Por lo tanto, tenemos que tener en cuenta los siguientes factores: síntoma de escarlatina

  1. Fiebre superior a los 38º centígrados.
  2. Constantes nauseas.
  3. Vómitos a lo largo del día.
  4. Escalofríos duraderos.
  5. Molestia y dolor muscular.
  6. Desazón abdominal.
  7. Dolor en la región de la garganta y cabeza.
  8. Sensación de inapetencia.
  9. Hinchazón de la lengua (Conocida como lengua de frambuesa).
  10. Sarpullido de tonalidad escarlata (color rojo).
  • Para un mejor visionado de la tonalidad del sarpullido y características físicas, es de suma relevancia visualizar fotos escarlatina síntomas y descargar escarlatina pdf a través de la web.

Así pues, y a pesar de que algunos de los síntomas escarlatina son bastante recurrentes, es de suma importancia y responsabilidad, que consultes y pidas cita a tu médico para solventar cualquier indicio o duda, que se pueda presentar en base a la escarlatina u otra afección similar.

¿Cómo se manifiesta, desarrolla y evoluciona la fiebre escarlata en el cuerpo?

Sabemos que a partir de la semana de infección dérmica, suele presentarse el proceso de descamación de la piel, el cual, se define como el inicio de la recuperación definitiva, pero, ¿cómo se ha desarrollado la fiebre escarlatina hasta llegar a este proceso?

Así pues…

En los primeros días (1 y 2 respectivamente) de contagio, comienzan a brotar las sintomatologías evaluadas anteriormente como son; La fiebre elevada (>38ºC), inapetencia continuada, las náuseas, los vómitos y el malestar y dolor de cabeza, garganta (amígdalas) y de la región abdominal.

En los siguientes días (3 a 5 respectivamente) comienzan a presentarse los síntomas  escarlatina más visibles y comunes a primera vista, es decir, aparece la erupción de color rojo en el rostro, espalda, axilas, muslos y demás articulaciones; Además, empieza a presentarse la tonalidad de color blanco y violeta de la lengua, la cual, empezará a inflamarse con el paso de las horas y los días.

Durante el 6 y 7 día (antes de la mencionada descamación) seguramente, el pequeño comenzará a sentirse mejor gracias a los antibióticos prescritos por el especialista, así pues, la elevada fiebre se verá reducida y de forma paulatina irán desapareciendo los síntomas escarlatina emergentes de los vómitos, las náuseas y la desazón continuada.

escarlatina sintomas

Tenemos bastante claro que es la fiebre escarlata, cual es el patógeno que la produce y cuales son las sintomatologías de su evidente exposición, no obstante, tenemos que tener muy en cuenta la siguiente cuestión; ¿Cómo se tiene que tratar la escarlatina?

Lo primero que tenemos que hacer (sin ninguna duda en el horizonte), es pedir cita con el especialista que te va a diagnosticar la enfermedad, así pues, el médico, te comunicará los propósitos a seguir, es decir, medicamentos y antibióticos (penicilina) a las horas prescritas, constante descanso (más horas de lo habitual), hidratación en demasía, medición corporal de la temperatura (intenta que no sea superior a los 38ºC) y evidentemente, utilización de cremas laxantes que aminoren el posible escozor emergente.

Tratamiento para paliar las consecuencias de la escarlatina

Seguir con el tratamiento paliativo de la fiebre escarlata es sumamente sencillo, así pues, en primer lugar hay que seguir con la receta antibiótica de una forma clara y perfectamente regulada, haciendo todo aquello que el médico te has prescrito.

A continuación y siguiendo con la evolución que amortigüe la afección, el paciente tendrá que ahondar en las horas de sueño y descanso y llevar a cabo una constante hidratación (agua, zumos…) que reduzcan la inflamación y la mucosidad generadas durante la afección del patógeno en cuestión.

Seguramente, la enfermedad se paliará en pocas semanas, no obstante, si no se ha tratado de forma adecuada pueden aparecer diversas complicaciones que en menor o mayor medida pueden perjudicar la evolución del niño afectado; Asimismo, si te percatas que el pequeño no mejora sus facultades, será de vital importancia volver a pedir cita en el médico, para con ello, pueda diagnosticar algún tipo de enfermedad, consecuencia de no haber evolucionado correctamente la escarlatina.


Así pues, realicemos un breve resumen de las enfermedades que se pueden presentar…

 La meningitis:

Esta enfermedad se manifiesta debido a la inflamación e hinchazón de las meninges; Además, puede causar problemas de carácter cerebral.

 La Glomerulonefritis:

Esta enfermedad está vinculada a la hinchazón de los riñones, los cuales, no consiguen eliminar de forma correcta los deshechos, estimulando un posible fallo renal y aflicción del sistema circulatorio.

 La neumonía:

La neumonía es una enfermedad asociada al aparato y sistema respiratorio, es decir, perjudica excesivamente a la región de los bronquios y a la zona de los pulmones; Asimismo, es de vital importancia clarificar un tratamiento y desarrollo curativo que evite mayores complicaciones en un futuro próximo.

 La fiebre reumática:

Afección de naturaleza estreptocócica que afecta a los órganos del cerebro, el corazón, la dermis y las articulaciones, pudiendo provocar con ello, la presentación de una posible artritis


Tu médico y los antibióticos recetados; sin lugar a dudas, tus mejores compañeros.

Tratamiento para tratar la escarlatina síntomas

Una vez que el especialista haya catalogado la enfermedad en cuestión, es decir, la fiebre escarlata, te prescribirá una serie de antibióticos como la penicilina, la  roxitromicina o la cefalosporina que ayudarán a mejorar y solucionar en el transcurso de la semana, las sintomatologías que han realizado su presencia en la piel y cuerpo en general del niño afectado por este padecimiento.

El médico que te está tratando, por desgracia, no os va a acompañar a casa para seguir con el tratamiento; así pues, vosotros, como buenos progenitores que sois, tendréis que valorar el llevar a cabo un proceso curativo correctamente regulado, es decir, tenéis la imperiosa necesidad de medir la temperatura corporal del pequeño, mantenerlo constantemente hidratado y como no, llevar a cabo el proceso antibiótico recetado por el médico a todas las horas necesarias.

Asimismo, hay que tener muy en cuenta que la fiebre escarlata puede llegar a perjudicar a los adultos, es decir, a vosotros mismos o a las personas que os rodean, así pues, es de vital importancia apoyarse en una especie “distancia con el niño” a través del uso en algunos casos, de guantes, evitar utilizar juguetes o utensilios que previamente sean usados por el pequeño o mismamente, protegerse ante el contacto directo de las gotitas de escarlatina con el niño de la casa (tos, heridas, estornudos, babas…)

El tratamiento que se tiene que realizar está bastante clarificado por el médico, no obstante, acarrea un exhaustivo control del proceso; Así pues, lo más importante es ingerir de manera controlada y adecuada en horarios los medicamentos que ha prescrito el médico, ya sean en base a penicilina o cefalosporina; Además, es de suma importancia que se mantenga y realice un descanso constante y acorde al padecimiento, una correcta y abundante hidratación (preferiblemente con agua) y una más que necesaria defensa de carácter respiratorio cuando estas cerca del paciente infectado dérmicamente por la fiebre escarlata.

Gracias a la incesante hidratación conseguirá eliminar o reducir la mucosidad o las flemas que seguramente se generen.

Así pues…Sigue estas recomendaciones para un perfecto cuidado de la persona infectada e intentar paliar un posible contagio de escarlatina

  1. Uso de antibióticos y medicamentos a las horas prescritas por el médico.
  2. Descansar lo suficiente durante más horas a lo largo del día.
  3. Constante hidratación del niño o adulto que padece la escarlatina.
  4. Evitar o reducir el contacto respiratorio con el individuo afectado por la fiebre escarlata.sintomas escarlatina

¿La fiebre escarlata es contagiosa?

Al igual que hemos comentado anteriormente, la escarlatina tiene una naturaleza contagiosa, así pues, ya sea por vía respiratoria o a través del contacto con heridas, llagas o magulladuras, las gotitas de la escarlatina pueden tener un efecto muy contagioso.

Asimismo… ¿cómo se puede impedir que tu hijo te contagie la escarlatina?

  1. No utilices los mismos utensilios que el pequeño de la casa.
  2. Lávate y límpiate de manera regular el rostro y las manos para reducir un más que posible contagio.
  3. Procura evitar el contacto con un posible estornudo de la persona afectada; Así pues, procura que se tape la boca con la mano.
  4. Intenta evitar compartir cualquier tipo de alimento o menester con la persona afectada.

El colegio, la fiebre escarlata y tu hijo… ¿Por qué están asociadas?

Ten muy en cuenta el enunciado en cuestión, es decir, la guardería o jardín de escuela, es el principal emplazamiento donde se puede dar origen a la fiebre escarlata; Así pues, Las opciones de contagio aumentan de manera notable ante este factor.

La escarlatina es una enfermedad muy contagiosa, así pues, si se consigue prever de forma rápida, sería de suma y vital importancia que el pequeño de la casa abandone su educación escolar durante al menos 48 horas, para con ello, llevar a cabo el proceso evolutivo del tratamiento adecuado y prescrito por el especialista, consiguiendo que el patógeno de la escarlatina no se transmita a las demás personas. 

Es de vital trascendencia tener en cuenta, que si el tratamiento antibiótico no se ha desarrollado de la manera más adecuada y en base a las exigencias del médico, pueden  surgir diversas complicaciones que deriven en padecimientos bastante graves si no son tratados y solucionados con la rapidez que se valora en dicha urgencia.

Tras toda esta información también habría necesidad de saber diferencia la fiebre escarlata o escarlatina de otros padecimientos de naturaleza sintomatológica muy similar; Así pues, tanto la viruela (“erradicada”), la rubeola, el sarampión o la varicela presentan unos síntomas de bastante similitud entre sí. Pero no debemos confundirnos con los de escarlatina síntomas.

En una primera instancia hablemos del padecimiento de la viruela; Así pues, esta enfermedad (“totalmente erradicada”) se caracteriza por cargar la piel del paciente afectado con unas pústulas o ronchas de suma gravedad en una buena parte de la superficie corporal (superior en apariencia a otros padecimientos).

La viruela era transferida por el denominado virus variola, y tan solo se podía eliminar o paliar en base a la vacunación, la cual, en antaño era totalmente inexistente y como consecuencia, provocaba unos índices de mortalidad basados en cifras totalmente disparatadas. 

Olvidemos la Viruela…Las demás enfermedades similares y en vigencia están presente para darnos un buen susto.

Así pues… ¿Qué mejor que hablar de ellas?

La rubeola:

Enfermedad caracterizada por ser contraproducente y muy perniciosa para las mujeres en periodo de embarazo, asimismo, tenemos que tener en cuenta el aspecto exterior de coloración rosácea que presenta en la piel y que se desarrolla en lo extenso de la superficie corporal.

Su periodo de incubación va de entre los 12 y 22 días aproximadamente y se puede prevenir y condicionar en base al proceso de vacunación.

Sarampión:

Padecimiento de naturaleza exantemática y disposición paramixoviridae, que exhibe una tonalidad más intensa que en la erupción que se extiende por la piel del individuo perjudicado o dañado por la fiebre escarlata.

Generalmente, este padecimiento aqueja a personas entre los primeros meses de vida, llegando hasta alrededor de los 6 o 7 años de edad.

Su tiempo de incubación se posiciona en torno a los 10 días, y puede solucionarse a través de la vacunación o en base a la ingesta de medicamentos antiinflamatorios y de prevención prescritos por el médico que te está tratando.

La varicela:

La varicela es una enfermedad (conocida por el llamado virus zóster) que se caracteriza por ser una afección contagiosa que exterioriza y se desarrolla en base a un sarpullido o erupción bermellona que en muchos supuestos puede evolucionar en ampollas y costras de elevada magnitud si no es tratado correctamente.

Si la comparamos con la fiebre escarlatina, el aumento de la temperatura corporal y febril es menor que en el padecimiento de la escarlatina, es decir, por debajo de  los 38ºC.

Esta enfermedad puede ser tratada a partir de penicilina, (antibióticos) y su ciclo de incubación se muestra en un periodo cercano a los 15 días. 

Todo lo que necesitas saber para evolucionar y hacer frente al padecimiento de la fiebre escarlata.

Resumen de los síntomas de la escarlatina

  1. La fiebre escarlatina es un padecimiento contagioso cuyo origen y raíz es el estreptococo Pyogenes del grupo A.
  2. La escarlatina síntomas emergentes son un intenso dolor de cabeza y muscular, elevada fiebre, desazón estomacal, vómitos, constantes náuseas, hinchazón de la lengua (aframbuesada), incomodidad e irritación de las amígdalas y como factor principal, un sarpullido de coloración roja en gran parte de la dermis del cuerpo.
  3. Cita de vital importancia con el médico; frotis determinante de la afección, tratamiento regulado a través de la ingesta de antibióticos (como mínimo 10 días) prescritos por el facultativo, constante hidratación, ausencia escolar (aprox 48h) y un aumento contrastado del descanso pertinente.
  4. Durante el desarrollo y evolución curativa, los padres, deberán de dar su do de pecho para proteger las necesidades del pequeño; Además, les corresponde la inevitable función de cuidarse para no ser contagiados por las gotitas de la bacteria de la fiebre escarlata.
  5. A través del paso de los días y gracias a un correcto desarrollo antibiótico, el  pequeño, comenzará a experimentar una clara mejoría, así pues,  las sintomatologías de la escarlatina irán desapareciendo, iniciando con ello, un proceso definitivo descamante de la piel afectada.
  6. Si en el periodo de 2 o 3 semanas tras empezar el tratamiento, el paciente no ha mejorado y evolucionado su rendimiento, es de vital importancia acudir nuevamente al médico para que constate un nuevo análisis clínico que determine los motivos de la insuficiente recuperación del individuo; Además, este procedimiento puede constatar la posible presentación de otras enfermedades o padecimientos como la neumonía, la fiebre reumática o la meningitis.

En conclusión; padres, familiares, entorno escolar, no hace falta alarmarse; La fiebre escarlatina no deja de ser un padecimiento que en antaño causaba una evidente tasa de mortalidad, debido como no, a la falta de una medicina más actualizada y al uso de antibióticos poco favorables o inexistentes, no obstante, gracias a los continuos avances en la materia en cuestión, la enfermedad de la escarlatina ofrece una recuperación bastante sencilla, así pues, desarrollando un tratamiento evolutivo y curativo adecuado y mencionado en el artículo, la mejoría puede convertirse en eficaz y pertinente a la época en que vivimos y en un plazo de tiempo bastante reducido.

Recomendamos encarecidamente prevenir o advertir la presentación de la escarlatina, para con ello, obviar tener que pasar malos ratos con tu hijo, no obstante, si la madre naturaleza está en tu contra, y el patógeno llama a tu puerta sin previo aviso, sigue paso a paso la información recomendada anteriormente, para hacer frente de la mejor manera posible a este padecimiento tan inoportuno.

No te olvides de ingerir los antibióticos recetados, para evitar con ello, consecuencias más negativas de lo previsto y por supuesto, acude a tu médico de confianza para que valore y constate cualquier necesidad emergente de este padecimiento (por muy leve que te parezca); Así pues, dile adiós a la escarlatina y sus síntomas.

Comparte en tus redes sociales.Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *